ESTUDIO DEL ANTEPROYECTO

La primera fase, donde se plasma a grandes rasgos la idea general de la edificación en planos muy esquemáticos, a escala pero sin acotar. Su función es la de reflejar gráficamente las diversas zonas, por usos, y la imagen global de la edificación, para su aprobación por parte del propietario o promotor.

Con el estudio y diseño del anteproyecto se ensambla el óptimo funcionamiento del programa arquitectónico de la edificación nueva, el aspecto formal, estético, constructivo y la inserción en el lugar en equilibrio con el entorno y siguiendo el objetivo del cliente junto con el cumplimiento de las diferentes normativas para que la construcción se ajuste a las normas del lugar.